Fantasía sobre “Vertigo” (Robbe-Grillet, Op. 1): L’immortelle (Alain Robbe-Grillet, 1963).

vertigo_poster.jpg     bigtmp_21638.jpg

Si hay una película que cambió la historia del cine, mucho más incluso que las griffithianas THE BIRTH OF A NATION (El nacimiento de una nación, 1915) e INTOLERANCE (Intolerancia, 1916), esa es VERTIGO (1958). VERTIGO es la puerta grande del cine moderno, por sus determinantes rupturas con el modelo clásico, por las infinitas intuiciones de la poética más libre de la modernidad, por los muchos grandes directores que encontraron su inspiración en ella para ofrecer algunas de sus obras maestras incontestables. No me refiero tanto a que algunos la citaran con guiños cariñosamente irónicos, como Fellini en LA DOLCE VITA (1960), donde Anita Ekberg agotaba a Marcello Mastroianni al subir como una posesa las escaleras de la torre del Vaticano, o Jerry Lewis en THREE ON A COUCH (Tres en un sofá, 1966), donde Jerry acababa sin fuelle merced a su beso circular con Janet Leigh, sino a que fueron muchos los que hicieron que la esencia más profunda de la gran obra maestra transpirara por prácticamente todos los recovecos de sus tramas y todos los fotogramas de sus filmes, de forma que estos simplemente no hubieran existido sin su precedente. Aparte del mismo Hitchcock con otros dos pilares de su filmografía, PSYCHO (Psicosis, 1960) y MARNIE (1964), la lista es impresionante: Luis Buñuel y VIRIDIANA (1961); Alain Resnais y L’ANNÉE DERNIÈRE À MARIENBAD (El año pasado en Marienbad, 1961), más JE T’AIME, JE T’AIME (Te amo, te amo, 1968); Chris Marker y LA JETÉE (1962); Ingmar Bergman y PERSONA (1966); Andrey Tarkovsky y SOLARIS (1972); André Delvaux y BELLE (1973); David Lynch y LOST HIGHWAY (Carretera perdida, 1997); Jean-Luc Godard y ÉLOGE DE L’AMOUR (Elogio del amor, 2001). Y a estos directores y  títulos magistrales aún cabe añadir otros cuyo resultado final resulta más discreto: Carlos Saura y PEPPERMINT FRAPPÉ (1967); Billy Wilder y THE PRIVATE LIFE OF SHERLOCK HOLMES (La vida privada de Sherlock Holmes, 1970); Brian de Palma y OBSESSION (Fascinación, 1976); Paul Verhoeven y BASIC INSTINCT (Instinto básico, 1992); Barbet Schroeder y LA VIRGEN DE LOS SICARIOS (2000); etc., etc. Sin embargo, en ninguna otra película la referencia es tan cristalina como en el magnífico debut en la dirección de Alain Robbe-Grillet, L’IMMORTELLE (La inmortal, 1963).

fanta1a.jpg    fanta1b.jpg

vlcsnap-2015-11-05-12h31m04s152.png

En ella, un hombre anodino, con tendencia al ensimismamiento y la contemplación, queda fascinado por una mujer deslumbrante que nadie sabe (o quiere saber) de dónde viene; en ella se encuentran los volátiles amantes en lugares mágicos, que acrecientan la sensualidad de la ensoñación (hay incluso un cementerio, así como una mezquita en sustitución de la iglesia original); en ella la mujer tiende a aparecer y desaparecer como por ensalmo; hay un misterioso hombre que parece ser el rico amante de la embrujadora y mover la trama a la sombra; hay la pérdida del ser amado, su alucinación en otras mujeres y su final reencuentro con la idolatrada; hay un trayecto nocturno en coche que acabará trágicamente y cierto deseo asesino y autodestructivo en el hombre que parece materializarse en el ominoso desenlace; hay repeticiones obsesivas de los mismos temas (en la reelaboración, la mujer recortada contra el paisaje, el puerto, el castillo, los perros…); hay, en suma, esa sugerencia del eterno retorno (la inmortal) que proponía la espiral de VERTIGO. Y todo ello, sito en otra ciudad mágica, Estambul, sustituyendo a la inolvidable San Francisco del film fundacional. Es más, muchas imágenes de la película son ecos irrebatibles de la fuente, como se puede observar en los fotogramas adjuntos. [Incidentalmente, algunos detalles provienen de otros filmes de Hitchcock: la mano del hombre sobre la nuca de la mujer, de NORTH BY NORTHWEST (Con la muerte en los talones, 1959); el ensordecedor ruido de un avión que ahoga los diálogos, de THE MAN WHO KNEW TOO MUCH (El hombre que sabia demasiado, 1956).]

fanta1c.jpg    fanta1d.jpg

fanta2a.jpg    fanta2b.jpg

fanta3a1.jpg    fanta3b.jpg

fanta4a.jpg    fanta4b.jpg

fanta4c.jpg

fanta4d.jpg

fanta5a.jpg

fanta5b1.jpg

fanta6a.jpg    fanta6b.jpg

fanta6c.jpg    fanta6d.jpg

fanta7a.jpg    fanta7b.jpg

fanta8a.jpg

fanta8b.jpg

fanta8c.jpg    fanta8d.jpg

fanta8e.png    fanta8f.png

fanta9a.jpg    fanta9b.jpg

fanta10a.jpg    fanta10b.jpg

fanta11c.jpg    fanta11d.jpg

fanta12a.jpg    fanta12b.jpg

fanta13a.jpg

fanta13b.jpg

fanta14a.jpg

fanta14b.jpg

fanta15a.jpg    fanta15c.jpg

fanta15b.jpg    fanta15d.jpg

Evidentemente, como sucede en la mayoría de las películas citadas más arriba, la personalidad del director era lo suficientemente fuerte como para elevar el film por encima de su calidad de pastiche y dotarlo de su propio carácter. Así, el Estambul de L’IMMORTELLE, como ya había sido Marienbad, es un lugar paralizante de tan hipnotizador, y sus moradores parecen piezas de un tablero de ajedrez en posesión de un ominoso secreto; la relación entre los personajes queda siempre mediatizada por una labilidad casi feérica que los hace esfumarse en momentos inopinados y que genera un ambiente de profundo desasosiego, como si el hombre ensimismado careciera de asidero, no sólo emocional, sino también físico; las relaciones entre hombre y mujer, de tan contados y tímidos los contactos táctiles, casi se dirían telepáticas, soñadas en suma; y el entorno es, después de la desaparición de ella, decididamente hostil, lo que coadyuva a la cualidad onírica que empapa el film. Siendo como es una fantasía sobre VERTIGO, L’IMMORTELLE es también una excelente introducción al universo inquietante y resbaladizo de Alain Robbe-Grillet, mundo alucinado que alcanzaría su máxima expresión en la extraordinaria L’HOMME QUI MENT (El hombre que miente, 1968).

fanta16a.jpg

fanta16b.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s